Son un grupo de procedimientos encaminados a tratar la infertilidad, utilizando la micromanipulación de Gametos (óvulos y espermatozoides), con la finalidad de que la pareja logre el embarazo.

Existen dos técnicas de Reproducción Asistida:

Las Técnicas de Reproducción Asistida de alta complejidad se engloban bajo el nombre de Fecundación In Vitro (FIV). El objetivo de este tratamiento es conseguir una cantidad adecuada de óvulos previa hiperestimulación controlada de los ovarios, posteriormente los óvulos serán fecundados en un laboratorio de Reproducción Asistida con el semen de la pareja. La FIV tiene muchas variantes que son utilizadas dependiendo de los requerimientos de cada caso (FIV Convencional o ICSI). La técnica de FIV está indicada en todas aquellas parejas que no lograron el embarazo a través de una técnica de Reproducción Asistida de baja complejidad.

Esta técnica tiene un porcentaje de embarazo promedio del 50% por intento, aunque estos valores varían dependiendo de la edad de la paciente, el tipo de alteración espermática y la causa por la que haya sido de indicada de la Técnica de Reproducción Asistida. El porcentaje acumulado en 4 intentos de esta técnica es mayor al 90%.Para llevar a cabo estos tratamientos, se requiere de un laboratorio de Andrología, un laboratorio de Fecundación In Vitro y un quirófano, con instalaciones adecuadas. Es por esto que se llaman de alta complejidad.

Convencional y Microinyección Intracitoplasmática    >> Ver más...

(Congelación) de óvulos y embriones    >> Ver más...

   >> Ver más...

   >> Ver más...

En esta técnica, lo que se busca es ayudar a mejorar las condiciones naturales para lograr el embarazo, previa evaluación integral de la pareja. Esta indicada en mujeres menores de 35 años y con ausencia de alteraciones a nivel del aparato reproductor femenino (el útero, los ovarios y las trompas de Falopio), en la que la causa principal es seguramente problemas para ovular, infertilidad de causa desconocida, así como alteraciones leves en el estudio del semen. En el caso de la Inseminación, es necesaria la inducción de la ovulación en la mujer para asegurar una ovulación adecuada y en el Hombre, la manipulación únicamente del semen, através de procesos (capacitación) cuya finalidad es concentrar los espermatozoides con mejor movilidad y forma adecuada, con lo que se deposita una muestra de este semen funcionalmente apta dentro del útero en el momento de la ovulación.

Las TRA de baja complejidad se indican cuando:

  • Existe esterilidad o infertilidad de origen desconocido.
  • Hay falta de ovulación en la mujer (Anovulación), con buena reserva folicular en sus ovarios.
  • La eyaculación es retrógrada (el hombre eyacula hacia el interior, hacia la vejiga)
  • Alteraciones del moco cervical.
  • Existen anticuerpos antiespermáticos en la mujer.
  • Cuando en el semen de la pareja no se encuentran espermatozoides (Azoospermia), se puede recurrir al Banco de semen.
  • Tratamiento de elección de inicio en las parejas con problemas de fertilidad que cumplan con las características mencionadas previamente.

   >> Ver más...

   >> Ver más...

Av. Paseo del Moral # 502, esq. Blvd. Campestre Mezanine Int C Edificio Santander Col. Jardines del Moral León, Guanajuato, México   |   BFC BioFertilityCenter  |  Derechos reservados © 2014 REGRESO